Ibiza en 3 Días – Las Mejores Calas de Ibiza

¡Hola Viajeros!

Después de un verano como el de 2020 en el que prácticamente no podíamos movernos, llegó con más ganas que nunca el de 2021, y una de mis primeras escapadas este verano fue a las Islas Baleares, concretamente visité por primera vez la isla de Ibiza.

Ibiza me dejó tremendamente sorprendido en este viaje, y es que, más allá de ser uno de los destinos de fiesta y ocio nocturno más famosos del mundo, Ibiza es mucho más: aguas cristalinas, calas impresionantes, actividades deportivas, gastronomía, pueblos con mucho encanto y, en definitiva, un entorno natural envidiable.

En el post de hoy os cuento mi Ruta por Ibiza en 3 Días, os enseño las mejores calas de Ibiza que visité y hablamos también de la isla más allá de sus playas: restaurantes, actividades acuáticas, pueblos y su ciudad principal con su casco histórico. ¿Quieres saber qué ver en Ibiza en pocos días? ¡Sigue leyendo!

DÍA 1

PUERTO DE IBIZA

Empezamos nuestra primera mañana en Ibiza madrugando para ir a visitar la ciudad. Una vez aquí, nuestra primera parada fue el puerto deportivo, por el que estuvimos paseando y contemplando la cantidad de barcos y yates que lo abarrotan. Fuimos a desayunar por esta zona, en concreto, en el restaurante calma, un lugar junto al mar y con unas vistas increíbles de la ciudad y de la zona de Dalt Vila. Si bien el sevicio no fue lo mejor, la relación calidad-precio está bastante bien y solo por las vistas merece la pena.

Vistas desde Restaurante Calma

Justo al lado del restaurante, cada media hora pasa un barco, el city boat, que te cruza de un lado al otro del puerto por un precio de 3€ por persona, por lo que nos subimos al primero que pasaba (empieza a las 10 de la mañana) y nos fuimos al otro lado para visitar la zona antigua de la ciudad.

DALT VILA

Dalt Vila es el nombre con el que se conoce a la parte alta del núcleo histórico de la ciudad. Si vais en verano, os recomiendo visitar esta zona lo más pronto posible por la mañana antes de que empiece a hacer demasiado calor, ya que son calles bastante empinadas hasta llegar a lo alto. Uno de los principales encantos del barrio es callejear y perderse entre todas sus casas pintadas de blanco. Además de esto, nosotros visitamos 2 puntos principales: el primero, el mirador de la muralla de Dalt Vila, desde donde se tienen unas vistas increíbles de gran parte de la ciudad, del puerto y del mar, y el segundo, la Catedral de Santa María de las Nieves, que se encuentra en lo alto del barrio y desde donde tendréis también unas vistazas de la ciudad.

Dalt Vila

Después de esto, bajamos de nuevo todas las calles del centro histórico y nos fuimos de la ciudad para empezar a conocer las increíbles playas y calas ibicencas.

CALA SALADA Y CALA SALADETA

Estas 2 calas se han convertido últimamente en dos de las más conocidas de la isla, y fueron las primeras que visitamos. Están una al lado de la otra. Personalmente, mi favorita es Cala Saladeta, en la que el agua es más cristalina y hay más arena, mientras que cala salada, es de piedras y el agua está algo más oscura. Se puede pasar de una cala a la otra por un camino que las une, aunque a veces lo cierran si alguna de las calas excede el aforo permitido. Desde lo alto de este camino, tendréis unas vistas increibles de las 2 playas, y es el mejor punto para fotografiar el lugar.

Cala Salada

Lo mejor de estas calas para mí fueron las vistazas desde lo alto y el color de las aguas, que me sorprendieron aún más al ser la primera cala que visitaba. Por otro lado, lo peor fue a la hora del baño, ya que había varias medusas en el agua, lo que no permitía bañarse con un 100% de tranquilidad. En Cala Salada tenéis un chiringuito donde comer o tomar algo, pero en nuestro caso llevamos la comida y la bebida por vuestra cuenta. También tenéis parking al lado de la playa, pero os recomiendo ir bastante pronto, ya que son 2 calas bastante transitadas.

Tras pasar parte de la mañana y gran parte de la tarde aquí, nos fuimos al pueblo de Santa Eulalia del Río, que era donde nos estábamos alojando, nos dimos una ducha, nos pusimos todos de blanco siguiendo la moda ibicenca, y nos fuimos a nuestro próximo destino: Cala Benirrás.

CALA BENIRRÁS

La Cala Benirrás es uno de los puntos más famosos en Ibiza para contemplar el atardecer, y además, los domingos se celebra aquí la fiesta de los tambores, que comenzó hace años cuando un grupo de hippies se reunía para tocar los tambores mientras disfrutaban de la puesta de sol, y que hoy se ha convertido en un evento habitual al que acuden cientos de turistas.

Cala Benirrás

En el caso de que no vayáis un domingo, como fue nuestro caso, merece igualmente la pena, y puede ser que si tenéis suerte podáis disfrutar del sonido de los tambores, ya que pueden aparecer por sorpresa otros días de la semana. Al lado de la playa, hay un pequeño mercadillo hippie de joyas, ropa y artesanía.

SANTA EULALIA DEL RIO

Para terminar el día, volvimos a Santa Eulalia, el pueblo en el que nos alojábamos, y donde cenamos en su puerto marítimo. Santa Eulalia es la segunda localidad más poblada de la isla, solo por detrás de la capital, el paseo marítimo es muy bonito y está repleto de bares y restaurantes, y también tiene playa, además de la cercanía a otros puntos de interés turístico.

DÍA 2

Este segundo día en Ibiza, visitamos dos nuevas calas, una por la mañana y otra por la tarde, mientras que por la noche nos fuimos de nuevo Ibiza ciudad y su puerto, donde disfrutamos de una cena junto al paseo marítimo.

CALA XARRACA

La mañana la pasamos en Cala Xarraca, al norte de la isla. El agua de esta cala es totalmente transparente, y es una de las calas más famosas para hacer snorkel. No hay que alejarse demasiado de la orilla para tener bastante profundidad y poder disfrutar de la fauna marina. Al lado de la cala principal, hay otra pequeña cala a la que se puede llegar a nado o a través de un camino entre las rocas, bastante complicado para ser sinceros.

Cala Xarraca

Últimamente esta cala se ha hecho algo más conocida en Instagram por un columpio que han puesto sobre el agua colgando de una roca. La verdad es que cuando fuimos no lo vi, no sé si porque estaba en alguna zona más escondida o porque ya lo habían quitado. ¡¡¡Si vais y lo encontrais, podéis dejar en comentarios su localización!!!

En esta cala también tenéis un restaurante bastante grande en el que comimos algo y pusimos rumbo a otra cala muy cercana para pasar la tarde.

CALA DE S’ILLOT DES RENCLÍ

Esta cala se encuentra a menos de 5 minutos de Cala Xarraca. Es, de todas las que visitamos, la más desconocida, pero a su vez, podría decir que es la que más me gustó de todas a las que fuimos y en la que menos gente había. Es una cala perfecta para hacer snorkel, al igual que la anterior, y podéis ir nadando por las proximidades, ya que es bastante grande y el agua está muy en calma.

S’illot des Rencli

Hay un pequeño bar-restaurante junto a la cala, y el aparcamiento no es demasiado amplio pero teniendo en cuenta que no hay demasiada gente, es suficiente.

Para terminar este segundo día, nos fuimos de nuevo a Ibiza ciudad para ver su ambiente nocturno, dar un paseo por el puerto deportivo y cenar en la terraza de uno de los restaurantes junto al mar. Esta zona estaba muy animada y bastante saturada, por lo que os recomiendo reservar si queréis cenar por aquí. Debido a la situación de la pandemia, no pudimos disfrutar de la parte más fiestera de Ibiza, ya que todas las discotecas estaban cerradas en este momento.

DÍA 3

Este era nuestro último día completo en Ibiza, ya que al día siguiente por la mañana teníamos nuestro vuelo de vuelta a la realidad, así que queríamos aprovecharlo al máximo, por lo que tuvimos un poco de todo: deporte, playa, calas, buena comida y un atardecer inmejorable.

KAYAK EN PLAYA DES FIGUERAL

Empezamos la mañana yendo a la Playa des Figueral para alquilar unos kayaks y llegar hasta otra playa cercana, a unos 15 minutos remando. Pasamos prácticamente toda la mañana por esta zona, a la que fuimos porque una de las personas que iba con nosotros, conocía a los chicos que alquilaban los kayaks. Si no hubiese sido por eso, no habríamos ido a esta playa, ya que tampoco tiene nada de especial, y por tanto, aunque no está mal, no os recomiendo invertir aquí vuestro tiempo, ya que hay sitios mucho mejores si solo vais a estar unos días en la isla.

De todas formas, la actividad de los kayak, sí que puede hacerse en muchas playas, y tanto esto, como cualquier otra actividad acuática, es para mí una de las mejores cosas que hacer en Ibiza.

Playa des Figueral

PLAYA DE SAN MIGUEL

Al mediodía, nos fuimos a la playa de San Miguel. Al igual que la anterior, tampoco es una de las mejores de la isla, pero junto a ella, se encuentra el Restaurante Port Balansat, una marisquería muy conocida en la que disfrutar de la gastronomía típica balear y donde teníamos reserva.

Si vais a ir, os recomiendo reservar con antelación y pedir el bullit de peix, que es un plato típico de Ibiza que está increíble. Además, si reserváis en terraza tendréis unas bonitas vistas a la playa de San Miguel.

CALA D`HORT

Tras la comida, nos fuimos a pasar la tarde a una nueva cala, Cala d’hort. Ya era tarde y no llevábamos nuestra ropa de baño, por lo que no llegamos a entrar a la playa, sino que nos quedamos tomando algo en uno de los chiringuitos de los alrededores. La playa no tiene demasiado aparcamiento por lo que hay que ir muy pronto. Si vais más tarde, podréis dejar el coche en la parte de arriba, antes de bajar la carretera que lleva a la playa, y deberéis bajar y subir caminando.

La cala está protegida por un acantilado y tiene vistas a uno de los puntos más famosos y reconocidos de la isla, el islote de Es vedrà.

Cala D´Hort

ES VEDRÀ

Después de visitar Cala D´Hort, subimos de nuevo toda la carretera, y al llegar a lo más alto, hay varios miradores desde donde contemplar el islote de Es Vedrá, unos de los mejores y más famosos lugares para contemplar el atardecer en Ibiza.

La roca de la isla tiene casi 400 metros de altura y está envuelta en muchos mitos y leyendas. El más famoso, es que se trata del tercer punto más magnético de la tierra después del Polo Norte y del Triángulo de las Bermudas, aunque lo cierto es que no hay ninguna prueba de ello. Hay muchas leyendas más sobre este lugar que podéis investigar: desde que fue el hogar de las sirenas hasta que su piedra se utilizó para construir las pirámides de Egipto o la avistación de OVNIs.

Contemplar el atardecer desde Es vedrà es una de las mejores cosas que hacer en Ibiza. Por ello, suele estar bastante saturado, aunque en la época en la que yo fui (Julio 2021), la verdad que se estaba bastante bien.

Es vedrà

SANTA GERTRUDIS DE FRUITERA

El pueblo de Santa Gertrudis fue nuestra última parada en nuestro último día en Ibiza. Es un pequeño pueblo situado en el centro de la isla, característico por sus casitas blancas, su entorno mediterráneo, su iglesia también blanca y su centro peatonal repleto de bares y restaurantes. A parte de esto, el pueblo no tiene mucho más, pero si os pilla de paso al volver de cualquier cala cercana, es un buen sitio para hacer una parada, cenar y disfrutar del animado ambiente que suele haber a diario.

¡Y hasta aquí esta escapada a Ibiza! Como os dije al principio, la isla me sorprendió mucho, el clima que tuvimos fue inmejorable e Ibiza se ha convertido en uno de mis destinos veraniegos favoritos. ¡Para repetir! Si tenéis cualquier duda o queréis saber algo más para preparar vuestro viaje, podéis escribirme como siempre en los comentarios o a través de la sección Contacto.

¡Muchas gracias por leerme, y nos vemos en el próximo post! 🙂

Sigue Asturiano por el Mundo en RRSS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s