Estambul en 3 Días – Ruta a Pie

¡Hola Viajeros!

¿Estáis planeando una escapada a Estambul durante unos días? ¿Un viaje a Turquía en el que recorrer parte del país? Sea como sea, en este post os voy a contar mi ruta por Estambul durante 3 días completos, paso a paso y con todo detalle.

Estambul cuenta con nada más y nada menos que 15,5 millones de habitantes, y es la ciudad más grande del país y la más poblada de todo el continente europeo. Es también la única ciudad que se encuentra a la vez en 2 continentes diferentes: Europa y Asia, y fue capital de los antiguos imperios bizantino y otomano.

Estambul ofrece una gran cantidad de lugares que visitar y actividades de las que disfrutar, por lo que 3 días es, desde mi punto de vista, el mínimo de días necesarios para conocer lo más importante y turístico de la ciudad. Os dejo por aquí mis anteriores post sobre Estambul por si queréis saber más detalles sobre la ciudad:

Consejos para Viajar a Estambul.

Los 7 Mejores Miradores de Estambul

Mi Experiencia visitando un Baño Turco

¡Y ahora sí, vamos ya con la que ha sido mi ruta de tres días por Estambul!

DÍA 1

MEZQUITA DE SANTA SOFÍA (AYASOFYA)

Para empezar la mañana del primer día, y dado que nuestro hotel estaba muy cerca de esta zona, nos fuimos directamente al que probablemente sea el lugar más representativo de la ciudad, la Basílica de Santa Sofía, que desde el año 2020 fue convertida en mezquita. Se inauguró en el año 360 y es, a día de hoy, uno de los lugares más visitados en Estambul.

La Basílica de Santa Sofía se encuentra junto a la Plaza de Sultanahmet, y aunque su exterior es bonito, lo realmente impactante de este lugar es su interior. La entrada a Santa Sofía es totalmente gratuita, y puede entrarse a cualquier hora del día excepto en las horas de rezo. Para entrar, las mujeres deben levar los hombros, rodillas y cabeza cubiertas. Los hombres tampoco pueden llevar pantalón corto. Si visitáis la ciudad en verano y con calor, no hay problema en que llevéis ropa corta, pero a la entrada deberéis comprar una especie de capa que venden para que puedas cubrirte al entrar a la mezquita. Su precio es de 2€ y puedes utilizarlo para entrar después al resto de mezquitas.

Mezquita de Santa Sofía desde la Plaza de Sultanahmet

Una vez en el interior, al que, por cierto, deberéis entrar descalzos, he de decir que creo que ha sido la Basílica que más me ha sorprendido nunca. Todas sus paredes, sus mosaicos, sus lámparas y su ambiente, hacen de Santa Sofía un lugar único en el mundo. Podéis estar dentro todo el tiempo que queráis y desplazaros por prácticamente todas las partes de la Basílica.

Interior de Santa Sofía con la capa que venden a la entrada

MEZQUITA AZUL

Al salir de la Basílica de Santa Sofía, cruzando la Plaza de Sultanahmet, llegamos a otra de las mezquitas más conocidas de Estambul, la Mezquita Azul. La Mezquita Azul fue inaugurada en 1617 y cuenta con 6 minaretes. Esto trajo polémica a la hora de su construcción, ya que la Meca tenía también 6 y se vio como una falta de respeto, lo que solucionaron añadiendo un séptimo minarete en esta última.

El exterior de la Mezquita Azul es quizás más impresionante que Santa Sofía, pero el interior fue para mí bastante decepcionante, ya que estaba en obras y no podía verse prácticamente nada. La entrada a esta mezquita es también totalmente gratuita, y se puede acceder a cualquier hora excepto en las horas de culto. También deberéis entrar descalzos y cumpliendo los códigos de vestimenta.

Mezquita Azul

Terraza del Restaurante Seven Hills

Mi siguiente parada tras visitar las 2 principales mezquitas de la ciudad, fue el restaurante Sevel Hills. Os recomiendo ir bastante temprano para conseguir un sitio en la terraza. Yo fui sin necesidad de reservar, y simplemente a tomar unos refrescos. Desde aquí, tendréis unas vistas impresionantes de La Mezquita Azul y de la Basílica de Santa Sofía, sin duda, la mejor perspectiva que vais a poder tener de estos 2 lugares al mismo tiempo.

Santa Sofía desde la Terraza del Seven Hills

PALACIO TOPKAPI

Después de un breve descanso en el Seven Hills, nos dirigimos a nuestra siguiente parada: el Palacio Topkapi. El Palacio Topkapi es un espacio de 700.000 metros cuadrados en el que vivían los sultanes en Constantinopla. Actualmente es un museo en el que se pueden ver todo tipo de artilugios de la época: joyas, armaduras, obras de arte, manuscritos… así como muchas de las estancias del palacio.

La entrada actualmente (Julio 2021) tiene un precio de 200 liras por persona (20 euros), más un extra si deseas visitar también la parte del harén. Me pareció algo caro, pero creo que si es tu primera visita a Estambul, merece la pena, ya que es uno de los lugares más conocidos y se tienen unas vistas increíbles tanto de la zona asiática como de la europea.

Palacio Topkapi

Después de la visita al Palacio, nos fuimos a comer a un restaurante cercano, y que sin duda recomiendo. Se llama Basilica Restaurant, hay platos de todo tipo de la gastronomía turca y a precios muy reducidos. Esa fue una de las cosas que más me sorprendió, y es que comer era una de las cosas más baratas en la ciudad.

PARQUE GÜLHANE

Después de la comida, continuamos nuestra visita a Estambul dando un paseo por el Parque Gülhane, el más grande la ciudad, situado a los pies del Palacio Topkapi. Es una de las zonas más bonitas en Estambul, y el mejor lugar para descansar después de una buena pateada por la ciudad.

Lo que os aconsejo es cruzar el parque de un extremo al otro, ya que no tardaréis más de 15 minutos, y al llegar al lado más cercano al mar, se tienen unas vistas increíbles de gran parte de la ciudad, toda la parte asiática y parte de la europea, así como del canal del Bósforo con el Puente del Bósforo al fondo.

El lugar está repleto de gente descansando y contemplando las vistas, y también hay unos cuantos pescadores pescando en el mar. Es uno de los lugares con las mejores vistas de Estambul del que ya hablamos en el post de Los Mejores Miradores de Estambul.

PUERTO DE EMINÖNÜ

Una vez dejado el parque, nos fuimos caminando por toda la riviera hasta llegar al puerto de Eminönü, que es una de las zonas más céntricas de Estambul y donde más repleto de gente está. La cantidad de tráfico y de personas que había por esta zona fue la mayor que llegamos a ver en Estambul, y de aquí parten también todos los cruceros turísticos y ferries a otras zonas de la ciudad.

Junto al puerto, está situado el puente de Galata, también repleto de pescadores, que te lleva al otro lado de la ciudad, y que estaríamos visitando en días posteriores, pero lo que hicimos ya casi para finalizar nuestro primer día en Estambul, fue girar hacia el otro lado y visitar el Bazar Egipcio o Bazar de las Especias, justo al lado del puente y el puerto.

BAZAR DE LAS ESPECIAS

El bazar de las especias, también conocido como bazar egipcio, es uno de los 2 bazares más famosos de Estambul. Tiene 6 puertas de acceso desde diferentes puntos y está repleto de tiendas donde comprar productos típicos, especias o las famosas delicias turcas, que es uno de los productos obligatorios a probar en vuestra visita a Turquía.

Después de esto, nos fuimos a descansar al hotel, a cenar algo típico y a dar un pequeño paseo nocturno para acabar el día donde lo empezamos, en la plaza de Sultanahmet frente a Santa Sofía, y es que por la noche, la fuente de la plaza se ilumina y se crea una atmósfera muy especial, por lo que merece la pena visitar la zona también por la noche. Tras esto, nos fuimos a dormir y a prepararnos para nuestro segundo día.

DÍA 2

TOUR GRATUITO POR ESTAMBUL

La mañana del segundo día la dedicamos al completo a hacer un free Tour por la ciudad. Es algo que acostumbro a hacer en todos mis viajes, ya que no hay nada mejor que conocer el destino de la mano de un guía local. En esta ocasión reservé el Tour gratuito de Civitatis, que estuvo muy bien, pero sí que es cierto que visitamos más o menos lo mismo que yo había visitado por mi cuenta el día anterior: Santa Sofía, Mezquita Azul, Palacio Topkapi… por lo que no descubrí nada nuevo a parte de alguna que otra historia interesante de estos lugares. Ya por la tarde, después de comer, continuamos nuestra ruta y seguimos descubriendo Estambul.

MEZQUITA DE SULEYMANIYE

Esta fue la tercera mezquita que visitamos en Estambul, y es junto a Santa Sofía, la más grande de la ciudad. Se encuentra situada en un punto bastante elevado. Nosotros llegamos hasta allí caminando en un día bastante caluroso y llegamos completamente agotados. Sin embargo, merece la pena, y es que es una de las más bonitas.

Ni siquiera llegamos a entrar a su interior, y es que lo más destacable de esta mezquita es, por un lado, sus alrededores, llena de jardines en los que descansar después del esfuerzo para llegar hasta allí y, por otro lado, sus increíbles vistas, y es que algo bueno tenía que tener estar en un punto tan elevado. Desde aquí quizás tengáis las que sean las mejores vistas de Estambul.

Vistas desde la Mezquita de Suleymaniye

Por último, su entrada y su patio, os van a dar unas de las fotos más chulas que os podáis llevar de la ciudad.

Mezquita de Suleymaniye

Tras esto, comenzamos a bajar toda la cuesta que habíamos subido y llegamos al punto donde habíamos terminado el día anterior, el puerto de Eminönü, y es que nos íbamos a coger un ferry para llegar al lado asiático de Estambul.

FERRY POR EL BÓSFORO

Aquí tengo un consejo muy importante que daros, y es que hay cientos de empresas que ofrecen cruceros privados por el bósforo, sin embargo, creo que no compensa el precio que hay que pagar, y es que por tan solo unas 3 liras (30 céntimos) podéis coger el ferry público que va al lado asiático, y hace absolutamente el mismo recorrido.

Para ello, solo tendréis que buscar junto al puente de Gálata, la estación de ferries con destino a Usküdar, pasar vuestra IstanbulKart y subiros al primero que llegue. El paseo dura unos 15 o 20 minutos ida, y os recomiendo hacerlo cuando esté empezando a atardecer para ver cómo va cayendo el sol sobre la parte europea.

PARTE ASIÁTICA DE ESTAMBUL – ÜSKÜDAR

Una vez nos bajamos del Ferry en el lado asiático, nos fuimos al lugar más famoso para ver el atardecer en Estambul, conocido como Las Alfombras, junto a la Torre de la Doncella, el lugar perfecto para ir poniendo fin a nuestro segundo día en la ciudad.

Atardecer desde Las Alfombras

Por falta de tiempo, no visitamos nada en el lado asiático, que si bien no es demasiado turístico, me hubiese gustado recorrerlo para ver las diferencias con la otra parte de la ciudad, así que me queda pendiente para mi próxima visita.

Tras un rato viendo la puesta de sol, cogimos el Ferry de vuelta, y una vez que llegamos al lado europeo, nos fuimos al puente de Gálata.

PUENTE DE GÁLATA

Este puente de casi 500 metros de longitud, se sitúa sobre el cuerno de oro separando el viejo Estambul de la zona más moderna. Está repleto de pescadores durante todo el día, y el nivel inferior del puente, está repleto de restaurantes y cafeterías por ambos lados en los que el pescado es el plato principal en todos ellos, por lo que fue nuestro sitio elegido para la cena de este segundo día.

A parte de esto, es un lugar perfecto para ver como va anocheciendo y cómo se van iluminando las mezquitas que rodean el centro de Estambul.

Vistas desde el Puente de Gálata al anochecer

DÍA 3

Llegaba nuestro último día completo en Estambul y además lo hacía con lluvia. Para la mayoría de planes que teníamos ese día no nos importaba demasiado el tiempo excepto para uno, que si que nos fastidió un poquito.

GRAN BAZAR

Nuestra primera parada fue el famosísimo Gran Bazar de Estambul, uno de los mercados más grandes y antiguos del mundo. Tiene más de 3.600 tiendas, cuenta con 22 puertas de acceso y se divide en 64 calles, por lo que es imposible de abarcar. Simplemente dejaros llevar de un lado a otro del bazar, ya que más o menos la mayoría de las tiendas ofrecen los mismos productos. Al ir a primera hora de la mañana, estaba bastante vacío, por lo que es algo que os recomiendo bastante.

Los productos principales que os vais a encontrar en el Gran Bazar son productos de artesanía, joyería y ropa. Siendo totalmente sincero, fue una de las cosas que me defraudó un poco de Estambul. Quizás iba con demasiadas expectativas y finamente no me sorprendió demasiado, pero es algo que no podéis dejar de ir a visitar.

TORRE DE GÁLATA

La Torre de Gálata fue nuestra segunda parada del día, y este es el plan al que me refería que nos había arruinado la lluvia, ya que se trata del mejor mirador de Estambul, y con el día gris y lluvioso que teníamos, no pudimos disfrutarlo al 100%.

Para llegar hasta la Torre, lo hicimos cruzando el puente de Gálata y subiendo unas empinadas calles. La Torre es una de las más antiguas del mundo, mide 61 metros de alto y la entrada cuesta 100 liras turcas por persona (10 euros). A pesar de que el día no era el más adecuado, no quisimos perder la oportunidad de disfrutar de las vistas desde lo alto de la torre y comenzamos a subir.

Una vez arriba, hay 2 plantas: una de ellas cerrada y con vistas 360º de la ciudad y la otra, abierta. Estuvimos en ambas, y sin duda os recomiendo subir haga el tiempo que haga, ya que podréis ver absolutamente toda la ciudad desde aquí.

PLAZA TAKSIM Y CALLE ISTIKLAL

Al bajar de la torre de Gálata nos fuimos hasta la Plaza Taksim, el corazón de la zona moderna de Estambul, y una zona repleta de bares, restaurantes, hoteles… En la plaza, se encuentra también una de las mezquitas más modernas, inaugurada recientemente por el presidente Erdogan. Desde la Plaza sale también la calle Istiklal, probablemente la más famosa de la ciudad. Es una calle comercial y peatonal repleta de librerías, tiendas de ropa, cines, teatros, pastelerías….

HAMMAM AGA HAMAMI

Un viaje a Estambul no estaría completo sin el famoso hammam o baño turco, una forma perfecta para poner punto y final a un viaje a Turquía. El hammam fue concebido para combinar la limpieza del cuerpo y la relajación, pero también cumplen una función social y cultural, y es una experiencia que sin duda merece la pena vivir.

En mi caso, elegí el hammam aga hamami, muy cerca de la Plaza Taksim, y la experiencia fue inmejorable. Si queréis saber todos los detalles sobre mi experiencia en el hammam, todo el proceso de baño, dónde reservarlo, cuánto cuesta y las opciones que ofrecen, os dejo por aquí el post que escribí sobre ello: Mi Experiencia en el baño turco Aga Hamami.

¡Y hasta aquí este Viaje a Estambul en 3 Días! Si estáis pensando en visitar la ciudad y queréis saber cualquier otra cosa, algún consejo extra, recomendaciones o tenéis cualquier duda, podéis escribirme a través de los comentarios o de la sección Contacto. ¡Recordad que también tenéis ya los el post con los Consejos más importantes para visitar Estambul, el de los 7 Mejores Miradores de Estambul y el de Mi experiencia en el Baño Turco. ¡Esto es todo por ahora! Como siempre, muchas gracias por leerme y ¡nos vemos en el próximo post!

Sigue Asturiano por el Mundo en RRSS

4 respuestas para “Estambul en 3 Días – Ruta a Pie”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s