¿Dónde Comer en Roma?

¡Hola a todos!

Terminado ya mi viaje a Roma, vengo con una entrada extra para dedicarla a una de mis cosas favoritas: ¡LA PASTA! Y no estoy hablando de dinero (que también), sino de comida. En este post os contaré todos los lugares en los que comí y cené durante mis días en Roma, qué sitios recomiendo, cuáles no tanto y los mejores lugares para probar el famoso gelato italiano

Antes, os dejo aquí mis anteriores post sobre Roma por si queréis echarles un ojo:

Roma: Preparación del Viaje, Alojamiento, Transporte y Entradas

Ruta por Roma: Días 1 y 2

Ruta por Roma: Días 3 y 4

Y ahora si, ¡Vamos allá!

Para empezar, he de decir que todos los días desayunamos en el hotel y que el último día la comida fue ya en el aeropuerto por lo que hablaré de unos 5 restaurantes (2 en los que comimos y 3 en los que cenamos) y de 2 heladerías.

Pizza E Mozzarella

Fue el lugar donde fuimos a cenar la primera noche, a las pocas horas de llegar a Roma. También fue el único que llevaba mirado antes de irme de España. No suelo nunca buscar lugares donde comer antes de irme de viaje, sino que voy mirando allí ya sobre la marcha según la zona en la que me encuentre, sin embargo, para este viaje a Roma, estuve mirando algunas recomendaciones y me encontré con este, valorado como el segundo mejor restaurante de Roma en Tripadvisor, así que me lo apunté y fui.

Es un restaurante muy pequeñito situado en una calle un poco apartada de la principal, pero bastante cerca de la Fontana de Trevi y de la Plaza Venezia. Solo tiene unas 2 o 3 mesas en su interior, así que decidimos pedirnos la comida para llevar e irnos a cenar a alguna plaza cercana.

El lugar tiene bastante variedad de pizzas, se venden por raciones, por lo que puedes pedirte de diferentes sabores y probarlas todas. Se cobran al peso y la verdad que es muy barato, ya que por unos cuantos trozos de pizza, un calzone y 2 arancini pagamos unos 14 euros entre 2 personas y aún nos sobró comida.

Lo más bueno son las pizzas y es lo que os recomiendo pedir. El calzone también estaba bueno pero los arancini no me entusiasmaron del todo. La atención del propietario también es exquisita. Aquí os dejo la foto de nuestra cena:

Dante’s Bar

A este lugar fuimos a comer en nuestros segundo día en Roma. En esta ocasión no lo llevaba mirado de antes sino que fue sobre la marcha. Está en un callejón muy cerquita también de la Fontana de Trevi. Le vimos buena pinta y nos sentamos en la terraza.

No tengo mucho que decir de este lugar, ni para bien ni para mal. Me dejó un poco indiferente. De precio normal, no era tan barato como el lugar de la cena del día anterior pero tampoco era caro, y menos teniendo en cuenta su localización. Tengo que decir que Roma me sorprendió para bien en este aspecto, ya que ninguno de los lugares a los que fuimos me pareció caro teniendo en cuenta que estamos en la capital del país y en zonas turísticas. Comparándolo con Madrid, me pareció mucho más barato.

Respecto a este restaurante en concreto, a parte del precio, la comida estaba bien, nada espectacular, pero correcta. Nos pedimos 2 platos de pasta: mi hermano lasaña y yo espaguetis boloñesa. La atención si que fue un poco lenta, especialmente para pagar. No es un sitio que recomiende entusiasmadamente pero tampoco está mal si os pilla de paso.

Doveralù

Bueno, bueno… y aquí viene mi gran sorpresa de Roma! Fuimos a cenar aquí en nuestra segunda noche. Estábamos agotados después de hacer turismo todo el día, nos fuimos a duchar a la habitación y después no teníamos ya muchas ganas de movernos, por lo que fuimos al primer restaurante que más cerca teníamos de nuestro hotel: el Doveralù.

Está situado en Via Nazionale, muy cerca de la Plaza de la República y de la estación de Termini. Cenamos en la terraza y nos pedimos una pizza cada uno. Os puedo decir sin duda alguna que fue la mejor pizza que me comí en Roma, estaba brutal. Mi hermano se pidió una margarita y yo una funghi y las 2 estaban buenísimas. Además de esto, la atención por parte de los camareros fue exquisita y de precio estaba fenomenal.

La foto que tengo no es muy buena, pero tenía tantas ganas de cenar que no me dio tiempo a más jaja. Sin duda os lo recomiendo mucho mucho!

Baccanale Campo De’ Fiori

Aquí comimos nuestro tercer día en Roma. Si habéis leído mis post anteriores, el campo de Fiori es una de las cosas que más me decepcionó de Roma y que creo que no merece la pena ir a verlo. Partiendo de eso, el restaurante no estaba mal, sin embargo la experiencia no fue del todo buena.

Cuando llegamos estábamos mirando los restaurantes que había por la zona. Cuando estábamos mirando el menú de este, que estaba puesto en el exterior, uno de los camareros vino ya a hacer bastante presión para que nos sentásemos. Yo tenía antojo de espaguetis carbonara pero en la carta solo había rigatoni (una especie de macarrones). Le pregunté al camarero y me dijo que podían ponerme perfectamente la carbonara con espaguetis así que nos sentamos.

Cuando nos tomaron nota, pedí los espaguetis a la carbonara y no me dijeron nada, sin embargo, cuando llegó la comida, me trajeron los rigatoni. Les avisé pero me dijeron que la carbonara iba con esta pasta y que no podían ponérmelo con espaguetis, vaya, todo lo contrario a lo que me había dicho el primer camarero para que nos sentáramos.

La comida estuvo buena y de precio también estaba bien pero por lo que pasó, no fue la comida más agradable en Roma.

Mimi e coco

Nuestra última cena en Roma la hicimos en este restaurante. No podíamos irnos de Roma sin cenar algún día en el barrio del Trastevere, el barrio por excelencia para probar la verdadera comida romana.

Hasta este día no habíamos tenido ningún problema para encontrar sitio donde comer o cenar, siempre había mesas libres a cualquier hora en todos los sitios, sin embargo, en el trastevere, y siendo viernes por la noche, todas las terrazas estaban a tope. En algunos restaurantes incluso había colas kilométricas de gente esperando por mesa así que os recomiendo ir bastante pronto (antes de las 9), ya que nosotros fuimos entre las 10 y las 10 y media.

Después de dar unas cuantas vueltas por el barrio acabamos entrando en Mimi e coco. Cuando entramos lo miré en Tripadvisor y me sorprendió que estaba valorado como uno de los mejores restaurantes en Roma. La atención fue muy buena, de precio era un poco más elevado que los restaurantes de los días anteriores pero tampoco era caro. El problema aquí fue que no acertamos en nuestro pedido. Pasaban con platos de pasta que tenían una pintaza, pero quisimos innovar un poco y pedir algo diferente y no nos salió muy bien.

Pedimos «pinsa», que no pizza, y una especie de tabla de embutidos a la italiana. Tenía buena pinta, juzgar vosotros mismos, pero teniendo en cuenta que odio bastante la verdura y la ensalada, no es que fuese mi cena favorita. Me quedo con la espinita del trastevere para la próxima!

Captura.PNG

Captura2.PNG

 

Gelateria Valentino

TENÉIS QUE IR. Los helados de este lugar son increíbles. Solo voy a hablar de 2 heladerías y es porque esta, fue la primera a la que fui, y tanto me gustó que repetí una y otra vez sin probar casi ninguna más. El hombre y la chica que te atienden son majísimos, hay una gran variedad de sabores y todos están brutales… yo probé de stracciatella, vainilla, yogurth y oreo y no sabría decir cual estaba mejor. Hay todo tipo de precios según el tamaño y el tipo de cucurucho o tarra. Está situado en la calle que va desde la Fontana de Trevi hasta plaza España así que no dudéis en pasaros y disfrutar de los mejores helados de todo Roma!

Gelateria La Paloma

Ya el último día en Roma decidí probar otra heladería por no quedarme solo con una. Fui a esta que está muy cerca de la otra, también en la calle que va desde la fontana de Trevi a la Plaza España. El helado también estaba muy bueno, aunque sin llegar al nivel del otro. La atención tampoco es tan buena, van como demasiado rápido y agobiados por la cantidad de gente, y las bolas del helado, más que bolas, parecen cualquier cosa jaja

Aún así, me pedí uno de Kinder Bueno y Chocolate blanco y tengo que decir que de sabor también estaba espectacular y hay algunos sabores que en la otra heladería no había.

 

¡Y esto es todo!

Con este post doy por terminado mi viaje a Roma. Si tenéis cualquier duda, podéis poneros en contacto conmigo a través de la sección Contacto o en los comentarios del post y os ayudaré en cualquier cosa si estáis preparando vuestra aventura a Italia.

¡Muchas gracias por leerme y nos vemos pronto! 🙂

Sígueme:

Resultado de imagen de icono instagram

6 respuestas a «¿Dónde Comer en Roma?»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s