Mi experiencia haciendo el Camino de Santiago

¡Hola a todos!

Hoy vengo con un viaje un poco diferente a los que os suelo contar normalmente. Hace unos años, decidí hacer unas cuantas etapas del Camino de Santiago con unos amigos durante el mes de Agosto. Todo surgió durante una de las largas (o no tan largas) tardes de estudio para los exámenes finales de mayo de uno de nuestros años de carrera. Solo nos apetecía terminar y que pudiésemos tener tiempo libre así que cualquier plan era bueno en ese momento. Alguien propuso la idea de irnos unos días a hacer el camino de Santiago y todos aceptamos así que nada más terminar nuestros exámenes empezamos a prepararlo.

Solo queríamos probar la experiencia y disfrutar de unos pocos días, por lo que tampoco hicimos gran parte del camino, sino que en total fueron 5 etapas las que caminamos, justo las 5 últimas para llegar a Santiago. Fueron 5 días en los que hicimos un total de 100 kilómetros.

Para los que no lo sepáis, no hay solo una ruta concreta para hacer el camino de Santiago, sino que tienes diferentes recorridos: el camino francés, el del norte, el camino portugués, el primitivo, el de la costa…  AQUÍ tenéis las diferentes rutas.

Nosotros hicimos las 5 últimas etapas del camino francés, si bien es cierto que a partir de un punto determinado (creo que las 3 últimas etapas más o menos), todos los caminos se juntan y hay mucha mayor afluencia de peregrinos.

Las etapas concretas fueron:

Etapa 1: Sarria – Portomarín (22,2 km)

Etapa 2: Portomarín – Palas de Rei (24,8 km)

Etapa 3: Palas de Rei – Arzúa (28,5 km)

Etapa 4: Arzúa – Pedrouzo (19,3 km)

Etapa 5: Pedrouzo – Santiago de Compostela (19,4 km)

Todas las etapas las hicimos tal y como estaban marcadas excepto la tercera, que eran 28 kilómetros y nos paramos un poco antes, en Boente, por lo que la etapa 4 al día siguiente fue un poco más larga de lo que estaba previsto.

Respecto a alojamientos tenéis varias opciones:

Albergue municipal: No se puede reservar sino que se coge al llegar al pueblo de destino, por lo que podrán conseguirlo los más rápidos en hacer la etapa hasta que se llene. Las habitaciones son grandes y con literas y se comparten con mucha gente, al igual que los baños. Es muy barato, unos 5 euros o menos, pero en nuestro caso no cogimos ninguno de estos.

Albergue privado: Es similar al anterior, cuesta unos 10 euros, pero las habitaciones son más pequeñas, se comparten con menos gente, se puede reservar cama con antelación y por lo general suelen estar más cuidados. En nuestros caso, nos alojamos 2 noches en este tipo de albergue.

Hostal: En una muy buena opción para descansar de la mejor forma. Son habitaciones privadas, en muchas ocasiones con baño privado y en las que estaréis mucho más cómodos. Las hay por unos 20 euros por persona, por lo que si no vais a hacer muchas etapas, creo que compensa este pequeño sobre coste por un mejor descanso y algo más de intimidad. En nuestro caso, nos quedamos otras 2 noches en hostales.

Hoteles: Aunque no es lo más típico, hay gente que lo hace, especialmente si va con niños y se tiene algo más de presupuesto.

Respecto a nuestro día a día en el camino, básicamente consistía en levantarse bastante pronto por la mañana, en torno a las 7 o las 8, para comenzar pronto a caminar y llegar al punto final de la etapa para la hora de comer, y ya por la tarde estar conociendo el pueblo y descansando.

A lo largo de cada etapa, solíamos hacer una o dos paradas a comer algo a media mañana, hidratarnos y descansar un poquito. Además, en muchos puntos a lo largo del camino, podías sellar tu credencial con un sello que acreditaba que habías pasado por ese punto. Podías hacerlo en albergues, bares, restaurantes, iglesias…

Las etapas no se nos hicieron demasiado duras en cuanto a cansancio físico, las hacíamos a un ritmo normal, si bien es cierto que mi mayor problema fue que estrené las zapatillas de deporte en el camino (cosa que no os recomiendo), y no se si fue por esa razón o no, pero en la segunda etapa comenzó a dolerme la planta de uno de mis pies hasta el punto de casi no poder apoyarlo. Pensé que no iba ni a poder continuar pero tomándome ibuprofeno, al menos el dolor se reducía bastante, por lo que me pasé desde el segundo día tomando unas 3 pastillas al día para poder terminar.

Después de 5 días, al fin llegamos a Santiago de Compostela. No era la primera vez que estaba allí, aunque si la primera que llegaba de esa forma. Pasamos por la ciudad lo que quedaba de día y a última hora de la tarde regresamos a casa en autobús.

La valoración final de la experiencia no fue negativa aunque tampoco todo lo positiva que podía haber sido. Creo que merece la pena hacer algún viaje de este tipo alguna vez en la vida y por supuesto que no me arrepiento, pero sí es cierto que no volvería a repetirlo en otra ocasión.

Es simplemente mi opinión personal. Creo que se me juntó el dolor de pie con el cansancio de madrugar todos los días y caminar más de 20 kilómetros, con el hecho de compartir habitación con más gente durante algunas noches; pero sin embargo, conozco otra mucha gente que lo hizo y volverían a repetir la experiencia encantados, así que si es algo que os llama, no dudéis en hacerlo.

¡Y esto es todo por hoy! Esta es la última de mis experiencias de hace bastantes años que me faltaba por contar en el blog, así que a partir de ahora todas mis entradas serán de nuevo de viajes y experiencias recientes. Para cualquier duda, podéis hacerlo como siempre en los comentarios o en la sección Contacto.

¡Nos vemos en la próxima aventura! 🙂

Sigue Asturiano por el Mundo en Redes Sociales

2 respuestas a «Mi experiencia haciendo el Camino de Santiago»

  1. Creo que lo de tu problema con la planta te afeo la experiencia. Para mí lo que más me gustó es poder compartir con la gente que vas conociendo y hacer muchos amigos. Yo te animaría a hacerlo en un futuro y probar de nuevo. Pero las zapatillas que sean usadas 😂😂. Un beso

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: